Hotel #010

Cuando le dijeron que el contrato de room attendant iba a ser de cero horas se quedó a cuadros. Y eso que era un experto en todo tipo de contratos. Excepto el de fijo, había pasado por todos en España: temporal, por horas, por proyectos, prácticas… Conseguir el trabajo tan rápido en un nuevo país no era tarea fácil, por lo que no iba a decir que no a ese contrato cero, así que la respuesta era sencilla: “yes” a todo.

La primera noche no pudo dormir de los nervios y de pensar en ese contrato cero, que tras preguntar había entendido algo así como que cada día eran diferentes horas. Unas veces haría más que otras, ya que dependía de la ocupación del hotel. Todavía se acuerda de aquella noche.

Al mes de estar allí, tuvo que decir que no quería hacer más de ocho horas al día y que le importaba un pito si el hotel estaba lleno o no. Como ese día. Ese en el que ya limpiaba de memoria. Que quitaba sábanas y toallas a toda prisa para ganar tiempo. Que recogía objetos olvidados de los clientes sin enterarse que los metía en una bolsa con el número de la habitación, porque como he dicho, lo hacía de memoria. Ese día que no tenía tiempo ni para respirar y que tenía ganas de llegar a casa para olvidar ese día.

No salió mal del todo la jornada. A última hora había un retraso de un avión y mandaban a toda la tripulación al hotel. No era cuestión de hacer un par de horas extras, aquello significaba echar la tarde limpiando más habitaciones, más horas extras que él había rechazado hacer desde unas semanas antes. Por eso ese día terminó bien para él, a la hora que tenía prevista en su tabla que le dieron por la mañana. Cansado, pero contento. Más de lo habitual.

Porque debido a ese avión, sus encargadas tuvieron que remangarse, después de mucho tiempo sin hacerlo, y limpiar las habitaciones que él no había querido hacer, porque al fin y al cabo, pensó, para eso tengo contrato de cero horas. Cero compromisos.

En PDF.

    2 opiniones en “Hotel #010”

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.