Mi Manchester #51

Comienza el año con nuevos retos. En menos de dos meses cumplo un año en Manchester. Con más seguridad en el inglés, pero con ganas de aprender más y mejor el idioma. Aquí siguen viniendo más españoles y no solo por ser bilingüe, sino porque la crisis les empuja a buscar trabajo.

Yo no me quejo, pero podría ir mejor, algo más estable. El trabajo con Amir se ha estancado un poco y viene con cuentagotas, pero sobrevivo. El maldito vídeo para el ayuntamiento se ha retrasado constatemente y parece que en febrero lo grabamos. Toco madera.

Y a  nivel personal me he metido al gimnasio. No porque lo necesite, sino porque tenía que escribir algo nuevo en mi blog. Es una incursión periodística y me sacrifico para relatar al mundo cómo funcionan los gimnasios en Manchester, que parece algo común en el resto de ciudades inglesas.

Acostumbrado a los altos precios en España, aquí los tienen en rebajas. Por menos de 20£ al mes puedes ir al gym y está abierto 24/7 (que viene a ser 24 horas al día y los 7 días a la semana). Eso sí, aunque hay una persona encargada allí, un tipo cachas, en general, no está ahí para asesorarte, a no ser que pagues por ello.

En resumen, ésta es la gran diferencia entre los gimnasios españoles e ingleses. Aquí vas a tu bola y si haces mal los ejercicios es por tu culpa. Este es el riesgo que estoy corriendo por relatar los entresijos de los gym ingleses. Todo por el blog.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *