Mi Manchester #50

South Stack Lighthouse, Wales, U.K.

¿Qué tiene Manchester? No lo sé, pero es aterrizar y sentirme como en casa. La primera vez que estuve en España (el pasado Junio), el viaje de vuelta se me hizo eterno. De Valladolid a Madrid en tren, luego el aeropuerto, el viaje en avión y, después de aterrizar, coger el bus a casa… En este último tramo fue cuando me di cuenta de que me sentía bien en Manchester, pero no lo di importancia.

Tras pasar tres semanas con mi familia y amigos estas pasadas navidades, la vuelta se me hizo cuesta arriba. Pensé en dejarlo todo y volverme a España, pero la situación económica y laboral me tiraba para atrás cualquier planteamiento, así que tenía que apechugar con y mirar adelante. Tuve una multitud de encuentros y despedidas. Me dio tiempo hasta ver a viejos amigos con los que estudié en EGB. Desde que me fui de mi tierra natal a Madrid nunca había pasado tanto tiempo en Valladolid, junto a los mios. La única solución que vi para que aquello no fuera doloroso era hacer despedidas rápidas.

Las despedidas rápidas son las de levantarte del sofá, coger la maleta, dar los besos, un breve abrazo y dirigirte a la puerta. Adiós. Las despedidas comunes que hay en España empiezan con un “bueno… va siendo hora de irse”, mientras te quedas acoplado en el sofá viendo el final de la película. Cuando esta termina, vuelves a repetir… “bueno… va siendo hora de irse”. Te levantas y surge una situación extraña en la que te pones a hablar de algo insustancial que te lleva a estar media hora de pie con el abrigo en la mano. Tras la conversación, volvemos a decir… “bueno… “.

Despedidas rápidas. A pesar de ello, el viaje de vuelta seguía siendo cuesta arriba. Hice una breve parada en Madrid y, al día siguiente, cogí el vuelo. Eterno e incómodo. Pero, de nuevo, cuando me metí en la cama de mi casa inglesa, me sentía bien, tranquilo y sosegado. Con insomnio de felicidad, por lo que extrañado de esta satisfacción, me puse a escribir, sin respuesta, ¿qué tiene Manchester?

 

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *