Mi Manchester #48

No duermo bien, en general, pero que el granizo golpee mi ventana, tampoco ayuda. Ha sido una señal de que el invierno está aquí y ver el jardín un poco nevado lo ha confirmado.

Supongo que ya no veré a mi amiga la ardilla en un tiempo , a la cual Amir la desprecia llamándole roedor, sin más, pero “es mi ardilla” y creo que con este frío es mejor que se refugie allá donde viva, por su bien. Por mi parte, yo me refugiaré en España. Mi tercera visita desde que llegué a tierras inglesas.

El tiempo pasa deprisa y he cumplido años. Tuve que trabajar en una boda, pero por suerte era India y ellos sí que beben alcohol, por lo que acabé abrazado y borracho al novio. (Literalmente). Siempre he dicho que en este tipo de bodas la gente se porta genial, pero también son capaces de haber covertido un día de trabajo en un día que no se me olvidará en la vida. Este es el tráiler de la boda:

También han sido las elecciones en España y muchos de los que estábamos en Manchester tuvimos problemas para votar. El consulado ha sido cerrado y ahora esta región pertenece al consulado de Edimburgo (más de dos horas en tren) con el agravante de que solo abre entre semana, por lo que ir allí a hacer el papeleo, ya que no teníamos otra manera, se hizo complicado. Yo no pude votar.

Espero que antes de embarcar haga un muñeco de nieve y pueda saludar a mi amiga la ardilla para contarle que me voy a ver a mi familia, a reflexionar y a descansar para enfrentar el nuevo año con fuerzas.

    2 opiniones en “Mi Manchester #48”

    1. Besucos prenavideños desde tierras cántabras, aún te sigo leyendo cuando puedo,… y acordándote de tí más… 😉
      En esa visita a España (o Esppaña ya deberíamos decir,…) tocarás otras tierras no-pucelenas?

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *